En 1871 El frances Clermont-Ganneau rescato en Jerusalem un bloque de piedra empotrado en un muro.

Era una inscripcion griega de Herodes el Grande, con la prohibicion del ingreso al atrio del Templo de los paganos, reservado para los hebreos.

   ¨Prohibicion a todo extranjero de cruzar la valla y de penetrar en el recinto del Templo. Quien sea sorprendido in fraganti sera responsable de la nuerte que de ella resulte.¨

Hechos 21: 28-29

en donde se acusa a Pablo de ingresar al templo a Trofimo de Efeso, violando el decreto herodiano

 

Clermont-Ganneau